2:55 PM. Estoy a bordo de un autobús que me llevará a Querétaro. El autobús tiene música, me pongo los audífonos y escucho con placer “Eur...

Cronología


2:55 PM. Estoy a bordo de un autobús que me llevará a Querétaro. El autobús tiene música, me pongo los audífonos y escucho con placer “Europa VII”, de La Oreja de Van Gogh. Lo considero un signo de buena suerte. Tuve que levantarme temprano, con mucho frío, pero afortunadamente el camión de la escuela nos trajo con bien a Guadalajara. Gracias a unas amigas, abordo sin complicaciones el urbano rumbo a la Central de Autobuses. Pero todo eso ya pasó, y ahora voy en camino, Dios mediante, a la ciudad de Querétaro para participar en el Foro de Expertos de la Juventud: Construyendo la agenda 2012- 2032. Muchas palabras para un solo evento, al que recibí con agradecimiento la invitación para participar. Una semana de esfuerzos y prisas, pero afortunadamente he conseguido que la escuela me patrocine mis gastos de transporte y alimentos. Mis amigos se quedaron en Guadalajara, en la FIL, lugar donde estaría yo de no haber cambiado mis planes con la invitación al evento al que me dirijo, aunque será el lugar donde termine cuando todo esto del Foro pase.
                5:29 PM. Ya pasamos Guanajuato, y contrario a lo que creía, no me ha aburrido el trayecto, pues una película interesante me entretuvo. Se trató de “La Misma Luna”, película que nunca había visto aunque la tengo en casa. La cinta me hizo reflexionar sobre mi familia, sobre mis amigos, y sobre la vida pueblerina. Me imaginé por un rato cómo sería mi vida si tuviera que trabajar en los Estados Unidos, como un inmigrante ilegal, piscando jitomates o trabajando en la construcción. Todo sería muy diferente, llevaría una vida parecida a la de algunos de mis amigos de mi pueblo que han tenido que abandonar sus hogares en busca de un mejor futuro para su familia. Un trabajo digno, sin duda, pero que conlleva una vida de mucho sufrimiento y miedo: vivir escondidos de la migra, con mil restricciones y recibiendo humillaciones de los estadounidenses. No es una vida fácil, lo que me hace agradecer a Dios por todas las bendiciones que ha puesto en mi camino, al permitirme estudiar una carrera, tener amigos estupendos, y permitirme también participar en eventos como al que me dirijo. Claro que tampoco mi vida ha sido fácil, y lo poco que he conseguido ha sido al esfuerzo y empeño que trato de poner en todo lo que realizo.



You may also like

No hay comentarios.: