La idea del periodismo que se enseña en muchas universidades tiene que ver con un periodismo idealista, de su trabajo visto como un bi...

5 lecciones sobre rentabilidad que aprendí siendo periodista freelance

/
0 Comments


La idea del periodismo que se enseña en muchas universidades tiene que ver con un periodismo idealista, de su trabajo visto como un bien común y como un servicio a la comunidad antes que como un negocio. ¿Por qué no hacer ambas cosas? Si tantos medios de comunicación son dirigidos por empresarios y no por periodistas es porque los primeros sí están dispuestos a encontrar un modelo empresarial en el ejercicio informativo.

Todo mundo habla de los dilemas en la profesión, de la crisis, de lo mal pagado que son los reporteros, pero muy pocos plantean opciones reales para la rentabilidad de los medios. Se habla del periodismo independiente como algo idílico, donde puedes escribir sobre los temas que te interesan, buscar quién quiera publicarte y después estar pendiente de algún concurso de periodismo para aplicar con la esperanza de ganar, conseguir dinero y seguir trabajando. Ese no es un modelo rentable, replicable ni mucho menos escalable para muchos periodistas. En especial para los periodistas independientes o freelance.

Las siguientes son algunas cosas que aprendí como periodista freelance a golpes de jornadas largas de trabajo e intentos infructuosos de ser pagado dignamente antes de descubrir que el del problema no era nadie más que yo y mi poco conocimiento sobre un mundo tan inexplorado como poco tomado en cuenta por las escuelas de periodismo.

Los medios escriben cosas que la audiencia no está buscando


El Big Data y la analítica de datos son una gran explosión para las empresas porque les permite trabajar con grandes cantidades de información para identificar tendencias y necesidades entre la gente y entonces atacar esos huecos con nuevos productos y servicios.

Es lo que hace, por ejemplo, Netflix para analizar qué actores son más populares y entonces contratarlos para crear series originales con gran éxito, como House of Cards. También lo hacen emprendimientos comoYoAmoLosZapatos, que recopila información sobre los zapatos que más buscan sus usuarios en su tienda en línea, y si hay algunos patrones que no encuentran, rápidamente manufacturan los modelos con base al hueco de mercado identificado.

¿Se puede aplicar al periodismo? Desde luego. Aprende a utilizar Google AdWords para identificar qué es lo que busca tu audiencia. Si vas a escribir sobre gatos, busca qué cosa específica sobre gatos está buscando la gente en Internet. Si tu medio naciente será sobre política, investiga qué es lo que las personas quieren saber sobre política de acuerdo a tu región o idioma y después convierte esas palabras clave en temas para tus artículos.

El contenido evergreen, como se le llama en mercadotecnia, es muy aprovechado por las marcas pero quizá no demasiado por los periodistas que quieren emprender un medio en Internet, y seguramente es porque no lo aprendieron en la universidad.

Las noticias son buenas para informar lo que acontece en el momento pero su desventaja es que tienen muy poca vigencia. Para construir un medio rentable con el paso del tiempo, debes conocer a tu público y llenar los huecos de mercado que nadie más está atendiendo. Después podrás publicar noticias recientes, cuando tengas una marca y visitantes continuos en tu sitio.

Virales, esas armas de dos filos


BuzzFeed escribe contenido viral genial y nadie lo discute ni tiene problemas con ello porque BuzzFeed es un medio de artículos virales. Sin embargo, cuando los medios “de renombre” tienen que recurrir a los artículos virales para jalar visitantes a su versión online me parece cuando menos, triste, sobre todo cuando no van con su estilo de publicaciones y sólo lo hacen para subirse a una tendencia.

El contenido evergreen es una buena alternativa a los artículos virales en una web porque se trata, precisamente, de contenido que no perderá su vigencia en bastante tiempo. Por otro lado, considero que se puede crear contenido viral auténtico con base en los valores periodísticos y la ética sin tener que replicar la misma nota de la chica que cayó en un charco (¡¡Y no te imaginas lo que pasó después!!) que ya fue publicada por cincuenta medios más igual de deseosos de visitas que el tuyo.

La variable AdBlock y los modelos de negocio en el periodismo digital


Todo era risas en Internet hasta que alguien decidió que la publicidad de los sitios web era demasiado invasiva y molesta y creó una aplicación para bloquearla. Bum, se acabaron los ingresos de publicidad en los medios online.

El dilema de los Ad Blockers lleva en Internet algún tiempo, y continuará. Desde luego, no todos los usuarios tienen instalado un bloqueador de anuncios en sus navegadores web, pero cada vez son más. De acuerdo con un estudio de Adobe y PageFair, más de 144 millones de personas utilizan uno. ¿Es un desafío para los medios digitales? Por supuesto. Pero creo que muchos se lo tienen merecido.

Como regla tácita, los usuarios saben que las webs se tienen que mantener de algún lado y admiten la publicidad, como todos la aceptamos en la mayoría de los servicios web gratuitos. Sin embargo, anuncios en ventanas emergentes, enlaces engañosos que abren spam, banners que aparecen en la mayor parte de la pantalla y otras gotas más han terminado por derramar el vaso de la paciencia de los usuarios y con ello llevarlos a la instalación de bloqueadores de anuncios.

Lo que ocurre con AdBlock debe llevar a replantear el modelo de negocio que los medios digitales utilizan, y sobre todo, a no dejarlo exclusivamente en manos de los banners y los anuncios. Servicios como Duolingo son gratuitos y no tienen un solo anuncio en sus aplicaciones porque idearon un modelo de negocio más interesante: utilizar a sus usuarios para traducir contenido para las empresas mientras practican otro idioma.

Crear contenido original patrocinado es una forma de obtener ingresos más allá de Google Adsense, aunque siempre informando a los visitantes que alguien pagó por ello. Sin embargo, los medios deben trabajar para encontrar nuevos modelos de negocio en Internet, igual o más ingeniosos que el de Duolingo. Mucho de ello vendrá de la mano con la tecnología y de cómo sean utilizadas cosas que ya se ven en el horizonte, como la realidad virtual o incluso el Internet de las Cosas.

La parte más divertida de encontrar nuevos modelos de negocio en el periodismo es que muchos medios tradicionales no tienen idea de cómo enfrentar la avalancha que tienen encima con el Internet (sí, en pleno 2015) y sólo aquellos que lo consigan podrán sobrevivir. Si no lo hacen los periodistas, lo harán empresas como Apple o Facebook, que tienen la mirada puesta en las noticias y en cómo monetizarlas.

Especialización: la clave que te hará destacar del resto


Si no vas a fundar un medio en Internet pero igualmente quieres vivir de tu trabajo en la red debes saber que la competencia es grande. Enorme. Tanta que en muchos sitios web donde se buscan freelancers encontrarás muchas ofertas tipo “necesito quién me escriba 50 artículos de 500 palabras. Pago $10 pesos por artículo”. Y lo peor es que las encontrarás llenas de aplicantes.

Si puedo darte un consejo desde mi experiencia freelance es no malbarates tu trabajo. No pasaste cuatro o cinco años de universidad para pasar horas escribiendo por diez pesos. Algunos sitios web incluso te restringirán a cobrar menos de determinada cantidad.

Sin embargo, para poder cobrar bien necesitas saber venderte bien. Toma un curso sobre redacción web. Inscríbete a un taller sobre posicionamiento SEO. Aprende otro idioma. Ve tutoriales sobre email marketing y community management. Después podrás destacarte entre todos los traductores, redactores y escritores como un experto en marketing web, un redactor con enfoque en SEO o un corrector de estilo para el contenido de las marcas o un copywriter bilingüe para redes sociales y anuncios publicitarios.

Probablemente tengas que aceptar algunos primeros trabajos a un precio bajo para ganar algunas valoraciones positivas, pero en cuanto lo consigas, valúa tus servicios. Tus referencias aquí no son otros periodistas con horario y sueldo fijo en una empresa periodística, sino el carpintero o el plomero que le ponen precio a sus servicios con base a su experiencia y en lo que saben hacer mejor respecto a los demás.

Disfruta el camino


Si elegiste ser freelance –o si la vida no dio más opciones- aprende a disfrutarlo. Finalmente, tienes la posibilidad de ser tu propio jefe y tener la tan anhelada libertad editorial. A diferencia de muchos, puedes abordar los temas que realmente te interesan y especializarte en el tipo de periodismo que más te guste. Después puedes aprovechar tu experiencia para un buen trabajo de tiempo completo, si es lo que prefieres, o seguir tu vida trabajando como freelance, que es genial, pero hay que aprender a hacerlo.


Publicado por primera vez el 29 de noviembre de 2015 en Medium


You may also like

No hay comentarios.: