Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

Pancita

Tras un poco de deliberación y mucho de postergación, finalmente decidimos que queríamos desayunar pancita en Coyoacán. Rica, barata y tan apetecible como podía serlo un domingo en el DF por la mañana.
Nos vimos en San Andrés Tomatlán. Mi estación de metro también es una de las que pasa cuando se regresa a su casa en metro, en Tláhuac, hasta el final de la línea 12. Su casa.
"Perdón por lo del recalentado, papá", le dije. 
"La verdad es que mis roomies y yo no le tanteamos a la comida y nos acabamos todo el 31. Nomás nos quedó puro pavo".
"Está bien", dijo. 
Le pregunté que cómo se la había pasado de Navidad y de Año Nuevo en el grupo. Me mostró fotos de los familiares de los compañeros en la cena de Navidad, y de un puerco destazado colgando en el patio. Alguien se los donó y desde Año Nuevo todos los borrachitos estaban contentos y comiendo carnitas.
Había pasado poco más de un año sin vernos. La última vez, me había contado la historia de cómo fue que…

Últimas entradas

Apofis

Reversa

Propósitos

Ser un hombre

El provinciano

Veladoras eléctricas

Cinturones

Jeju

Palíndromos

Todos se están casando